search
close

Te llamamos
GRATIS

Mitos sobre la fertilidad

20 de octubre de 2015
Circulan infinidad de leyendas urbanas en torno a la fertilidad que, generación tras generación, han logrado sobrevivir a lo largo del tiempo. Hemos hablado con nuestra doctora Begoña Martínez, ginecóloga y en especialista en reproducción asistida en EasyFIv, para arrojar luz a tanto y tanto mito. Es el momento de resolver algunas dudas:


Mitos sobre la fertilidad.

Circulan infinidad de leyendas urbanas en torno a la fertilidad que, generación tras generación, han logrado sobrevivir a lo largo del tiempo. Hemos hablado con nuestra doctora Begoña Martínez, ginecóloga y en especialista en reproducción asistida en EasyFIv, para arrojar luz a tanto y tanto mito. Es el momento de resolver algunas dudas:

Que la mujer ponga las piernas en alto tras el coito favorece el embarazo:
Falso. No existe ninguna evidencia de que esa acción influya en la concepción.

Cuando se busca un hijo por embarazo espontáneo es mejor espaciar las relaciones sexuales para que el esperma tenga más calidad:
Sí y no. Cuando se desea lograr un embarazo es mejor tener relaciones cada dos días que cada uno porque es necesaria una calidad mínima del semen. Lo ideal es tener relaciones cada dos o tres días.

Tras un período prolongado tomando la píldora anticonceptiva, la mujer tendrá problemas para quedarse embarazada:
Falso. La toma de anticonceptivos no va a cambiar la fertilidad de la mujer.

La postura influye en el sexo del bebé:
Falso. No tiene nada de verdad que la postura durante el coito esté relacionada con que el futuro bebé sea un niño o una niña.

La forma de la barriga permite saber el sexo del bebé:
Falso. ¡Las ecografías no tendrían sentido alguno, entonces!

Si la mujer tiene la regla no puede quedarse embarazada:
Falso. Hay mujeres que ovulan antes de la media y, por lo tanto, podrían embarazarse aún teniendo el periodo.

Los problemas de infertilidad se heredan:
Verdadero, pero en algunos casos. Determinadas causas genéticas y una menopausia precoz pueden ser hereditarias, aunque no siempre.

¡Comparte en tus redes sociales!  
Información relativa a las cookies
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si usted sigue navegando por nuestra página web entendemos que acepta implicitamente nuestra política de cookies.
close