search
close

Te llamamos
GRATIS

La recta final del embarazo en invierno

25 de noviembre de 2015
Muchas futuras mamás opinan que es mejor pasar los últimos meses del embarazo en otoño e invierno para evitar las incomodidades del exceso de calor.

La retención de líquidos o las varices, por ejemplo, se sobrellevan mejor con el frío

Muchas futuras mamás opinan que es mejor pasar los últimos meses del embarazo en otoño e invierno para evitar las incomodidades del exceso de calor.

Cada estación del año tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Así, por ejemplo, una mujer que tiende a retener líquidos o a tener varices preferirá afrontar la recta final de su embarazo en invierno, mientras que otra con tendencia a resfriarse se decantará por el verano.

Ahora que ya hemos sacado el abrigo y la bufanda de nuestro armario, es hora de saber cuáles son los inconvenientes de un embarazo en la estación más fría del año:

- Mayor riesgo de que nos contagien resfriados, bronquitis o virus como la gripe. De hecho, las mujeres embarazadas son grupo de riesgo de la enfermedad de la gripe, por lo que se recomienda vacunarse como método de prevención.

- La pereza: pese a que salir de casa te cueste más porque hace más frío, recuerda que el ejercicio moderado es tu mejor aliado.

- Incomodidades: los momentos de sofoco serán más llevaderos si te pones un jersey fácil de quitar y otro debajo que te mantenga calentita.

Algunos consejos para el invierno:

- Hidrátate por dentro: si no te apetece beber agua, opta por zumos, caldos calientes o infusiones relajantes.

- Hidrátate por fuera: las bajas temperaturas son muy agresivas con nuestra piel y pueden provocarnos grietas, por eso ahora más que nunca utiliza una buena crema hidratante todos los días.

- Los remedios naturales, tus mejores amigos: teniendo en cuenta que no podrás medicarte, lo mejor es que prevengas y trates tus dolencias con remedios caseros y eficaces. Te proponemos algunos: el jengibre elimina la tos y alivia tu garganta; la miel ayuda a combatir virus y bacterias; y  calabaza, brócoli, pimientos rojos y naranjas tienen vitamina C para aliviar los síntomas de los resfriados.

- Días de sol, no te los pierdas: el sol te proporciona vitamina D, así es que en cuanto veas un rayito de sol abrígate, aplícate protección solar y sal a dar un paseo.
¡Comparte en tus redes sociales!  
Información relativa a las cookies
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si usted sigue navegando por nuestra página web entendemos que acepta implicitamente nuestra política de cookies.
close