search
close

Te llamamos
GRATIS

¿Cómo afecta la diabetes a la fertilidad y al embarazo?

17 de noviembre de 2015
La diabetes es una enfermedad endocrinológica y crónica que aparece cuando el páncreas no crea la insulina que el cuerpo humano precisa, no es capaz de sintetizarla como es debido o bien no actúa en sus receptores con la eficacia necesaria. Aquellos que la padecen presentan unos niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre aumentados. Se distinguen dos tipos de diabetes: Tipo 1 y Tipo 2. Mientras que la segunda suele surgir en edades avanzadas, la primera generalmente debuta en gente joven y requiere un tratamiento con insulina.


Es importante llevar un control metabólico.

La diabetes es una enfermedad endocrinológica y crónica que aparece cuando el páncreas no crea la insulina que el cuerpo humano precisa, no es capaz de sintetizarla como es debido o bien no actúa en sus receptores con la eficacia necesaria. Aquellos que la padecen presentan unos niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre aumentados. Se distinguen dos tipos de diabetes: Tipo 1 y Tipo 2. Mientras que la segunda suele surgir en edades avanzadas, la primera generalmente debuta en gente joven y requiere un tratamiento con insulina.

Los hombres y la eyaculación

La ginecóloga María Luisa Lacárcel, especialista en reproducción asistida en EasyFIV,subraya la importancia de “llevar un buen control de los niveles de azúcar”,pues esta enfermedad “puede afectar a los nervios”. De hecho, un alto nivel de glucosa podría derivar en una neuropatía diabética.

En ese sentido, y en terreno de la fertilidad masculina, “este daño puede tener consecuencias sobre los nervios de la zona genital y podría conllevar problemas de eyaculación”. Por ello, la doctora recomienda “tener un buen control metabólico y apostar por la prevención, quepasa por no saltarse las revisiones y consultar al médico siempre que sea necesario”. De este modo los problemas “se pueden reducir, retrasar o inclus oevitar”, explica Lacárcel.

 

¿Y las diabéticas embarazadas?

Tal y como advierte la ginecóloga “es fundamental que las diabéticas gestantes estén controladas, para evitar abortos o malformaciones. Además, estas mujeres pueden tener hijos prematuros o de bajo peso al nacer, así como niños macrosómicos, es decir, recién nacidos que pesan más de 4,5kg y que, a su vez, pueden tener problemas de hipoglicemia”.

 

¿Qué hay que hacer? María Luisa Lacárcel sostiene que, antes de buscar al bebé, se debe realizar la prueba de hemoglobina glucosilada. Se trata de un examen que, explicado en términos generales, indica cómo ha sido el control de azúcar en una persona con diabetes. “Cuando este parámetro está regulado, entonces es un buen momento para quedarse embarazada”.Hay que hacer, por lo tanto, un estudio preconcepcional.

 

Diabetes gestacional

Todas las embarazadas pasan por el test O’Sullivan alrededor de la semana 24 de gestación. Ahora bien, si la mujer presenta riesgo (familiares diabéticos, obesidad, antecedentes de diabetes en embarazos anteriores, es mayor de 35 años de edad) se realiza antes, en el primer trimestre, y se suele repetir en el segundo. Si da positivo, es necesaria otra prueba más con carácter confirmatorio. En ese caso, “se establece una dieta estricta –especialmente con los hidratos de carbono- y sea conseja el ejercicio moderado”, asegura la doctora, quien añade que estas pacientes están bajo la supervisión de un ginecólogo y de un endocrino.

Aproximadamente un mes después de haber dado a luz se debe estudiar si han recuperado su metabolismo. Lo hayan recuperado o no, siempre serán más propensas a desarrollar diabetes tipo 2.

En todo caso, el mensaje que traslada la ginecóloga es de “hablar con los especialistas para paliar o descartar problemas y realizar las revisiones oportunas”.

¡Comparte en tus redes sociales!  
Información relativa a las cookies
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si usted sigue navegando por nuestra página web entendemos que acepta implicitamente nuestra política de cookies.
close