Consejos para afrontar la betaespera después de un tratamiento de fertilidad | EasyFiv
search
close

Te llamamos
GRATIS

Consejos para afrontar la betaespera después de un tratamiento de fertilidad

17 de noviembre de 2020
Si estás realizando un tratamiento de fertilidad, es posible que te interesen nuestros consejos para afrontar la betaespera. Este es el proceso que transcurre desde que se realiza un tratamiento de reproducción asistida hasta que por fin obtenemos los resultados del mismo.



Consejos para afrontar la betaespera en un tratamiento de fertilidad

Lo primero que debemos entender cuando nos enfrentamos a un proceso de estas características es que tenemos que armarnos de paciencia. Estar tranquilas nos ayudará tanto física como mentalmente a prepararnos para cualquier resultado posible. Por eso, tranquilizarse es el primer consejo que no podemos perder de vista en ningún momento. 

Por otro lado, y como forma de prevenir futuros disgustos, es importante no adelantarse a ningún resultado. Esto puede parecer fácil de pensar, pero en una situación de este estilo suele costar bastante esfuerzo. Para lograrlo, lo mejor es que nos mantengamos entretenidas en otras tareas, que disfrutemos haciendo las cosas que nos hacen sentir bien, etc. No focalizar toda la atención en lo que va a pasar para así estar preparada para cualquier escenario. Una de las mejores formas de conseguir esto es hacer actividad física. Eso sí, de forma moderada: paseos, caminar en bicicleta... Estar al aire libre también nos ayudará a evadirnos de nuestros pensamientos.

Una de las cuestiones que poca gente comenta como consejo y que nos parece fundamental es no obsesionarse con los síntomas que observarás en tu cuerpo. Es normal que tras un tratamiento de fertilidad notes sensaciones diferentes a las que no estás acostumbrada en el día a día. No obstante, es mejor no pensar todo el rato en lo que puede estar pasando, y mantener la mente centrada en otras cuestiones te ayudará notablemente a aceptar cualquier resultado. 

Otro de los aspectos que no podemos descuidar en ningún momento es la alimentación. Tomar frutas y verduras suficientes, a la par que una dieta equilibrada hará que nuestro cuerpo esté en las mejores condiciones. Además, se recomienda evitar algunos alimentos como el jamón y también bebidas gaseosas y alcohol.

Por último, y no menos importante, está el tema de la comunicación con nuestra pareja o círculo más cercano. Explicar qué sentimos, nuestros miedos, aceptar todas las emociones y contárselas a quien te acompaña en este proceso te ayudará enormemente y, además, forjaréis lazos más fuertes entre vosotros. Del mismo modo, es importante que te rodees del resto de la gente que te quiere, familia o amigos, que hables también con todo el personal médico y, si fuera necesario, te animes a visitar a un psicólogo que te ayude a manejar mejor tus emociones. 

En resumen, recomendamos siempre seguir estos 4 consejos para afrontar la betaespera después de un tratamiento de fertilidad:

  • Estar tranquilas y buscar la forma de relajarse
  • No adelantarse a ningún resultado
  • No obsesionarse con los síntomas
  • Cuidar la dieta y alimentación en general
  • Hablarlo con personas de confianza

¿Hay algunos síntomas durante la betaespera?

Esta es la gran duda que nos surge tras realizar el tratamiento y la respuesta es que sí, pero esos síntomas no quieren decir nada a favor de un resultado positivo o negativo. Es frecuente que puedan existir dolores similares a los de la regla, manchados de sangre o un flujo marrón, el color del flujo vaginal puede verse alterado hacia un color amarillo, también puede aparecer hinchazón abdominal y en el pecho, ganas de orinar más frecuentes, etc. Síntomas que más o menos pueden ser frecuentes durante el periodo y a los que se pueden sumar otros como jaquecas, náuseas, dolores de cabeza de todo tipo y también mal humor. 

No obsesionarse con estos síntomas es fundamental y, por eso, y para favorecer los resultados, siempre recomendamos esfuerzos físicos moderados (el reposo es fundamental), aunque sí deberemos mantener la mente ocupada. Piensa en esas tareas con las que te resulta fácil y sencillo relajarte y concentrarte y aprovecha para dedicarles más tiempo.
 

¿Qué hacer si el resultado de la beta ha sido positivo?

En el mejor de los casos, el resultado del tratamiento de fertilidad será positivo. Sin embargo, no podremos saberlo con exactitud hasta unos 10 o 12 días después de la implantación de los embriones, tiempo que nosotros llamamos betaespera. Por tanto, este será el marco temporal que tienes que respetar antes de hacerte una primera prueba de embarazo, que recomendamos hacer en la clínica de fertilidad con una prueba en sangre. Aun así, en la clínica te volveremos a atender unas semanas después para empezar el seguimiento y realizar las primeras ecografías, para comprobar que todos los valores que vamos obteniendo son los normales. 

En cualquier caso, si el resultado es favorable es fundamental que sigas todos los consejos que te hemos dado en apartados anteriores, para que mantengas tu salud física y mental, cuides tu alimentación y te apoyes en los que te rodean. Iniciar un tratamiento de fertilidad es un proceso que se considera como una montaña rusa de emociones, y estar relajada y no pensar constantemente en lo que puede pasar te ayudará enormemente a enfrentar las diferentes etapas. 


¿Qué hacer si el resultado de la beta ha sido negativo?


La primera reacción de las mujeres y parejas cuando después de la betaespera el resultado del tratamiento de fertilidad es negativo, es sufrir emociones también negativas. Y sabemos que es difícil que esto no sea así. No obstante, una de las claves es entender que un resultado de beta negativo puede ser un nuevo punto de comienzo para buscar qué está fallando y así ponerle solución. Por eso, no tenemos que rendirnos a la primera de cambio ni sentir que no va a haber más oportunidades.

Una vez que hemos gestionado nuestras emociones, llega el momento de hacer más estudios sobre la salud fértil antes de empezar un tratamiento de fertilidad nuevo. Para ello es esencial que descansemos y nos cuidemos al máximo. Tomar decisiones inteligentes para nuestra salud en general y también para nuestro bolsillo, pues este será el momento de tener en cuenta los precios FIV de las clínicas de fertilidad y analizar la situación desde varias perspectivas posibles. 



En definitiva, estos son algunos de los consejos para afrontar la betaespera. Como sabrás, un tratamiento de fertilidad supone un proceso largo en el que tenemos que tener la mente positiva y despejada. Si tienes cualquier duda sobre precios FIV o reproducción asistida en general, no dudes en acudir a nuestras clínicas de fertilidad. Te ofrecemos una primera visita gratuita donde revisaremos la salud fértil, así que tanto si es tu primera vez intentándolo como si has realizado ya algún otro intento, ven a visitarnos para que podamos asesorarte de la mejor manera posible. 

¡Comparte en tus redes sociales!  
Información relativa a las cookies
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.
[Aceptar]