search
close

Te llamamos
GRATIS

¿Se puede conciliar la vida laboral con los tratamientos de fertilidad?

8 de noviembre de 2017
Los tratamientos de fertilidad son, en su mayoría, tratamientos en los que se requiere un gran número de controles muy frecuentes durante el tiempo que duran, por ejemplo durante un ciclo de estimulación.


Esta necesidad de hacer controles tan seguidos, supone que la paciente tiene que realizar una media de 5-6 consultas, incluyendo los días de punción y transferencia, desde que empieza un ciclo de fecundación in vitro hasta que lo termina. En el caso de la inseminación artificial o los coitos dirigidos, puede que el número de consultas que se tengan que realizar sea algo menor. Aún así, los primeros días tras la transferencia embrionaria la paciente necesitará reposo relativo físico y evitar esfuerzos importantes hasta conocer si está embarazada.

Todo esto hace que el número de ausencias al trabajo sea elevado, o incluso que se tenga que adaptar el trabajo durante ese tiempo, hasta la prueba de embarazo. Dada la situación laboral que vivimos hoy en día, no es fácil compaginar los tratamientos de fertilidad con la vida profesional. No en todos los trabajos se aceptan fácilmente las ausencias, aunque sea por razones médicas. Y si a esto le sumamos cómo se ve el embarazo y la maternidad en la mayoría de empresas y la repercusión que tiene en la mujer a nivel profesional, es fácil entender que la mayoría de parejas o mujeres que están intentando conseguir una gestación no lo comuniquen en su lugar de trabajo.

Todo esto supone un estrés y una preocupación añadida a lo que ya conllevan de por sí los tratamientos de fertilidad. El preguntarse si me van a despedir o no, si voy a poder afrontar económicamente el coste del tratamiento, pensar que llevo ya varios ciclos y tengo que volver a faltar al trabajo… Todas estas cuestiones se suman al desgaste emocional y psicológico de la dificultad de ser madre y plantean a los pacientes preguntarse si ésta situación de ansiedad por las condiciones laborales puede influir en el éxito del tratamiento o puede hacer que no consigan un embarazo.

Partiendo de la base de que en los tratamientos de fertilidad ya hay una carga emocional importante, lo ideal sería poder minimizar la preocupación por el puesto de trabajo. Son muchas las mujeres o parejas que finalizan o posponen un nuevo tratamiento de fertilidad porque se sienten presionadas en el trabajo, y debemos evitarlo.

En EasyFiv adaptamos nuestros horarios a las pacientes


Desde Easyfiv somos conscientes de ésta situación y nos sentimos comprometidos a facilitar, en la medida de lo posible, el acceso a cualquier tipo de tratamiento de fertilidad minimizando las inconveniencias laborales que éstos producen. Es decir, evitar visitas médicas innecesarias y adaptar nuestros horarios laborales a nuestros pacientes, para que no tengan que perderse un día más de trabajo y puedan conciliar perfectamente su vida laboral con su tratamiento de fertilidad.

Lo ideal sería poder incorporar la maternidad, el embarazo y los tratamientos de reproducción en el día a día laboral, pero esto requiere un gran cambio en el pensamiento de la sociedad y en las políticas de empresa. Ya hay algunas empresas que ofrecen la posibilidad de ausentarse para este tipo de tratamientos de fertilidad y tienen la flexibilidad de poder coger días libres o incluso una excedencia, aunque no son la mayoría. En España, estos cambios sociales en relación a la maternidad llevan un camino lento.

Como en esta situación no podemos mediar, en Easyfiv intentamos que las ausencias al trabajo sean las menores posibles y se pueda seguir el tratamiento de fertilidad de una forma más cómoda. Para ello, disponemos de una gran amplitud de horarios, teniendo las consultas en horario de tarde y hasta las 21:00h, para facilitar el poder acudir a nuestras clínicas de reproducción asistida al salir del trabajo. Somos flexibles en cuanto a horario y citas, pudiendo modificar el horario o el día de las consultas que pueden ser adaptadas dentro de la realización de un tratamiento (hay otros casos en los que por cuestiones médicas esto no es posible). No tenemos lista de espera a la hora de citar a los pacientes, y, aunque los días de punción y transferencia trabajamos en horario de mañana, podemos realizar el tratamiento desde las 8:00h hasta las 14:00h, teniendo una franja horaria amplia que puede adaptarse a las necesidades de los pacientes.

¿Una alternativa? Tratamientos de fertilidad en periodo vacacional


Otra de las opciones para realizar un tratamiento de fertilidad sin que interfiera de forma importante con el trabajo, puede ser realizarlo en vacaciones o comenzarlo justo antes. De esta forma, la punción y la transferencia se realizarían en días libres y el tiempo de espera hasta la prueba de embarazo coincidiría con el periodo vacacional, hecho que hará que se lleve todo de una forma más relajada. Por el contrario, en el caso de que seas una persona que necesite estar ocupada, también se puede continuar trabajando durante ese tiempo. Todo se puede adaptar al momento que cada uno considere el más adecuado, según sus circunstancias personales.

Nuestro objetivo en EasyFIV es intentar que cualquier persona pueda acceder a un tratamiento de fertilidad, y que la dificultad de realizarlo no dependa de cuestiones que puedan evitarse, como la adaptación a los horarios laborales de cada uno. Queremos conseguir, en la medida de lo posible, compatibilizar el trabajo con los tratamientos fertilidad y la reproducción asistida en general.
¡Comparte en tus redes sociales!  
Información relativa a las cookies
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si usted sigue navegando por nuestra página web entendemos que acepta implicitamente nuestra política de cookies.
close